Objetos Bonitos No Identificados: por qué colecciono

Soy coleccionista. Y muchas veces me he preguntado por qué uno se hace coleccionista. Es incómodo, de verdad; no tengo espacio para colocar más piezas y me echo a temblar al pensar en una mudanza. Y aún así colecciono. ¿Por qué? Creo que no es tanto por el consumir como por el poseer. Me gusta tener, usar, colocar, ver... cosas bonitas -o al menos a mí me parecen bonitas- que dicen algo acerca de mí, de cómo o soy o de lo que me gusta. Colecciono figuras de búhos; tengo más de 60 o 70, perdí la cuenta hace una decena de ellos. Colecciono robots de aspecto vintage; de esos sí que llevo la cuenta: son siete en el cabecero de mi cama.

A pesar de estas cifras, mi auténtica colección, la que de verdad me obsesiona, pero también la que más disfruto y a la que más partido saco, es a la papelería.

Me vuelven loca los objetos de papelería y sé que es una locura compartida por muchos. Postales, bolígrafos, estuches... y cuadernos. ¡Ay, los cuadernos! Enormes y pesados, del perfecto tamaño DINA-5 o cómodas libretas de esas que guardas en el bolso para que guarden todo lo que tu cabeza amenaza con no guardar, y un día, cuando te pones a contarlas, además de sacar un par de decenas, te das cuenta de que todas tienen, al menos, un puñado de páginas escritas, pero que ninguna, casi nunca, está totalmente llena. Y pasas las páginas y acaricias las tapas...

Una de mis marcas fetiche de papelería, y gracias a la cual estoy aumentado mi colección con piezas preciosas, es Obni World. Obni -acrónimo de Objetos Bonitos No Identificados- está nutrida por varias marcas y colecciones para todos los gustos. A mí, particularmente, me pierden las colecciones inspiradas en clásicos literarios como Alicia en el País de las Maravillas, El Mago de Oz y El Principito. Posee un catálogo inmenso de agendas, cuadernos, bolígrafos, lápices,estuches, clasificadores... Te permite realizar búsquedas por colecciones o por precio. ¡Todo lo que podáis desear y necesitar! Aviso: crea adicción. Podéis encontrar un botón directo a la compra en la barra derecha del blog.

"Queremos que la gente vuelva a ilusionarse con su cuaderno de notas, con su agenda de diseño, con las historias que a través de diseños exclusivos contamos en cada uno de nuestros productos", explican desde Obni World. Puede resultar sorprendente que, en tiempos de lo digital, los productos relacionados con la escritura manuscrita estén recuperando su éxito pasado: "Estamos perdiendo el hábito de escribir con nuestro 'puño y letra', de pintar o garabatear algo sobre papel, el arte de las manualidades, esa impresión orgánica que es propia de un alma con su pulso y arte, y no de una impresora láser… ¡la forma es tan importante como el significado!".



Mi primera cesta de la compra en Obni World






* Artículo patrocinado por www.obni.es

Comentarios

Lo más leído en Litarco

Nuevos aires para Litarco

'Apegos feroces', de Vivian Gornick

Wish -books- list: H. P. Lovecraft.